Por estas 4 razones es que cuesta un poco más perder peso luego de los 30 años

El paso de los años ciertamente dificulta alguna que otra función en nuestra vida, pero, eso no quiere decir que sea imposible lograr lo que se desea.

Si nos cuesta leer se resuelve con unos lentes, salir de fiesta toda la noche y no dormirnos en el intento o uno de los más importantes, mantener el peso.

De hecho, cuando se llega a los 30 años de edad, puede que cueste un poco más perder esos “kilos de más”. Tranquila, que en esta nota te explicaré 4 razones del por qué ocurre eso.

Estrés, estrés, estrés:

Con los años, nos hacemos más responsables y por ende, la presión aumenta, así como también lo hace el Cortisol, o la hormona del estrés, que promueve la producción de insulina, relacionada con la ganancia de peso.

Disminuye la masa muscular: 

Esto ocurre en aproximadamente 0.5 kilos por año a partir de los 30, como resultado de un proceso natural llamado “Sarcopenia”, el cual se nota más cuando no realizas ejercicio con frecuencia.

El perder masa muscular puede que sean malas noticias si deseas mantenerte delgado, porque las células de los músculos usan gran cantidad de energía a diario. O sea que, mientras más masa muscular tengas, más energía utiliza tu cuerpo.

El ser resistente a la insulina: 

Tener malos hábitos alimenticios puede llevar a una condición denominada “pre diabética” conocida como “resistencia a la insulina”, ya que, el cuerpo libera la hormona en respuesta a la comida que consumimos.

Así que por varios años comiste muchos dulces, pues las células serán incapaces de procesar de manera normal el azúcar en tu torrente sanguíneoY para lidiar con esto, el páncreas producirá una mayor cantidad de insulina cuando comes.

 

Dietas Exprés:

Ojo con esto chicas, este tipo de dietas no son buenas para tu peso, ya que a esta edad, tu cuerpo comienza a quemar el músculo cuando cortas de manera repentina el suministro de calorías.

Cuando estas son escasas, el cuerpo ese ve en la obligación de usar sus propios músculos como fuente de energía, por lo que la pérdida de masa muscular hace que el metabolismo se haga lento y que sea más complicado quemar grasa.

Con información de Mundo Training

<

/div>

A %d blogueros les gusta esto: