¿Los niños con perros como mascotas tienen menor riesgo de sufrir asma?

0

Las familias con antecedentes de asma quizá deban apresurarse a adoptar un perro como mascota, en el caso de que aún no lo tengan. Una reciente investigación sueca demostró que la convivencia de niños con perros disminuye el riesgo de padecer la incómoda afección.

Desde qué edad es conveniente una mascota

Ya casi no se discute la conveniencia para la salud emocional de que un niño tenga una mascota y el perro está entre las preferidas. La edad más apropiada para iniciar al chico con su mascota si es una discusión abierta, aunque la mayoría de los especialistas opina que está en torno a los 4 o 5 años.

A esa edad, el niño ya entiende el significado de tener un animal de compañía y puede participar en algunas de las labores diarias de alimentación y cuidado. Un estudio estadístico sueco acaba de revelar que los niños con perros tienen menor probabilidad de sufrir de asma, por lo que quizá haya que ir pensando en bajar laedad de adopción de la mascota, por supuesto sin poner en riesgo al chico.

Los formidables secretos que pueden revelar las estadísticas

Los países con altos estándares de vida son muy organizados y Suecia es uno de los que está a la cabeza en disciplina, algo que nos cuesta un poco más a los latinos. Veamos como tres bases de datos se han cruzado para establecer que los chicos con perros son menos propensos al asma.

En Suecia es obligatorio empadronar al perro. Por supuesto, todo sueco que va al médico o lleva a un niño a consulta, queda registrado, lo mismo que los medicamentos que adquiere en las farmacias. Cruzando las bases de datos de las familias con y sin perros, con las de visitas al médico y medicamentos adquiridos, ha podido saberse que los chicos con la popular mascota tienen una incidencia de asma un 15 % menor con respecto a los niños que no la tienen.

Se sabe que es indudablemente cierto, ya que el tamaño de la muestra es enorme y 15 % es una variación muy significativa, pero no se sabe exactamente por qué.

¿Y por qué?

El asma es una de las enfermedades más angustiantes, sobre todo cuando la sufren los niños. Se estima que aproximadamente un 5 % de la población mundial de adultos sufre de asma. Desde hace tiempo se sabe que los chicos criados en el campo son menos afectados por el asma.

Se supone que vivir en contacto con animales y con la naturaleza prepara el organismo a temprana edad contra la afección. Es lo que se llama el «efecto granja». Las casas y apartamentos de las grandes ciudades distan mucho de ser granjas, pero una vivienda con un perro u otro animal tiene un ambiente más natural que aquellas donde están prohibidas las mascotas.

Los sacrificados ratones han aportado otra prueba. Investigadores belgas pusieron a un grupo de ratones a respirar un aire cargado con los aromas del campo, incluyendo el polvo de los establos, y comprobaron que contraen menos alergias que aquellos animalitos que solo respiran aires de ciudad.

¿Un perro como mascota? ¡Ahora con más razón!

Gracias a Batanga.

No comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: