Alicia Vikander, la nueva Lara Croft en Tomb Raider

Una de las personajes más importantes del mundo de los videojuegos vuelve a dar el salto a la gran pantalla. Tras la participación de Angelina Jolie como Lara Croft en la primera edición de Tomb Raider, en este ocasión es la oscarizada Alicia Vikander la encargada de interpretar a la aventurera. La actriz tuvo que entrenar muy en serio para hacer el papel, como puedes comprobar.

La verdad es que se tomó el reto muy enserio: Alicia consiguió ganar 5kg de masa muscular para el papel. Este impresionante cambio físico lo consiguió gracias al entrenador personal Magnus Lygdback (que cuenta con otras clientas como Gal Gadot y Britney Spears).

El trabajo con Alicia comenzó tres meses antes de grabar las primeras escenas de la película, usando el famoso “Método Magnus”- basado en entrenamientos por intervalos que el mismo Magnus diseñó-. Para alcanzar los objetivos musculares, el entrenador trabajó con Alicia una hora al día, entre seis y siete días a la semana, centrándose principalmente en el levantamiento de pesas pesadas y ejercicios de fuerza (sentadillas, flexiones, golpes con pelota medicinal, etc.). Para alcanzar la agilidad de una heroína de acción, Lygdback también incorporó artes marciales mixtas de lucha al entrenamiento de Alicia.

La actriz de 150 cm y 53 kg mostró algunos movimientos que aprendió de Lygdback en “Entertainment Tonight”, incluyendo su habilidad para noquear en el ring (mientras dejaba al descubierto su tableta de abdominales).

Como Lydback describe en su sitio web, el método también va más allá de estar en forma, es “una filosofía de entrenamiento que abarca el ‘espíritu de un atleta’ – enfocando la búsqueda de estar en plena forma con la misma intensidad y organización específica que un atleta, a la vez de llevar una vida equilibrada y saludable.”

La dieta Keto

En el caso de Alicia, esto significaba un cambio en su dieta- se escogióla dieta de “Keto”. “Como viajábamos mucho durante las vacaciones, decidimos que la dieta Keto sería la mejor porque es más fácil controlar las macros de esa manera,” nos comenta Magnus.

Keto es un plan muy estricto que consiste en tomar muchas grasas y pocos carbohidratos. Alicia tomaba menos de 25 gramos de carbohidratos al día (para tener una referencia, una taza de arándanos tiene 21 gramos de carbohidratos). La idea era ingerir pocos hidratos para forzar al cuerpo a quemar grasas más rápido que los carbohidratos.

Alicia llenaba sus platos de pescado y marisco para tomar proteínas y limitaba la ingesta de verduras (sí, también contienen carbohidratos). La base del programa era el consumo de grasas “saludables” que provenían del aceite, aguacate, aceite de coco”, nos revela Lydback. La dieta Keto no incluye granos, legumbres, tubérculos, ni la mayoría de frutas y productos lácteos.

Sí, esto es muy difícil de seguir a rajatabla. “Siempre es complicado el primer par de días, pero la fuerza de voluntad [de Alicia] es increíble y no se quejó, aunque pude ver que le costaba un poco. Ella lo siguió todos los días “, dijo Magnus. Pero a pesar del desafío, en última instancia, el trabajo duro y la dedicación de Alicia dieron sus frutos en cuanto a musculatura se refiere.

La acción está asegurada

Gracias a MensHealth

A %d blogueros les gusta esto: